Analizan posibles daños en caso de siniestros

15 de Diciembre 2013

“La conferencia magistral del doctor Julio Kuroiwa Horiuchi fue organizada por la Oficina de Defensa Nacional del MEM”

Las empresas de generación, transmisión y distribución eléctrica en el país deben tener “planes de continuidad de negocios” para que, en caso de un desastre, no quiebren y continúen brindando sus importantes servicios a los peruanos.

Esta fue una de las principales conclusiones de la conferencia magistral “Terremoto y tsunami en el Perú: Posibles efectos sobre el sistema eléctrico nacional y medidas de reducción de desastres” que dictó el reconocido especialista Julio Kuroiwa y que fue organizada por el Ministerio de Energía y Minas (MEM) a través de la Oficina de Defensa Nacional (ODN), en cumplimiento de su función de secretaría técnica del grupo de trabajo de la gestión del riesgo de desastres en el sector energía y minas.

El doctor Kuroiwa enfatizó que la energía eléctrica es un servicio público vital y su corte genera una reacción en cadena, hace fallar otras actividades esenciales y causa angustia los sobrevivientes.

Recordó que los especialistas internacionales coinciden en afirmar que las mejores lecciones se aprenden al estudiar desastres pasados. En ese sentido, mencionó las penosas experiencias en los terremotos y tsunamis de Tohoku (Japón 2011) y Maule (Chile 2010).

“En los últimos 30 años, el daño más frecuente en los sistemas eléctricos después de un sismo ha sido en los componentes del patio de transformadores por materiales frágiles, fallas estructurales, cables de conexión y verificaciones sísmicas inadecuadas”, reveló Kuroiwa.

En la generación hidráulica se tiene el hundimiento de canales de abastecimiento de agua; en la generación térmica, por otra parte, se presentan daños en las obras civiles y rotura de tuberías, daños en equipos de alta tensión (en la transmisión) y caída de postes y transformadores elevados (en la distribución).

Kuroiwa afirmó que las condiciones locales de suelo, geología y topografía tienen importancia en la intensidad sísmica, en el grado de daños y su distribución geográfica.

“El mapa de peligros de múltiples amenazas puede desarrollarse anticipadamente para expandir y densificar ciudades, ubicar hospitales e industrias en sectores con bajo riesgo”, sugirió.

La directora de la ODN, Esther Agreda, secretaria técnica del grupo de trabajo de la gestión del riesgo de desastres del sector, explicó que la conferencia magistral tuvo como objetivo principal dar a conocer algunas de las vulnerabilidades de los sistemas eléctricos nacionales ante un hipotético desastre y evaluar posibles medidas para reducir riesgos e impactos.

En la conferencia participaron funcionarios del MEM, representantes del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), del Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred) y de las empresas privadas CELEPSA, Edegel, Edelnor, Egenor, Kallpa Generación, Luz del Sur, SN Power Perú, entre otras.

 

 

Fuente: minem.gob.pe

Compartir:

NUESTROS CLIENTES